You are here

Leyes

Planes de igualdad

Los planes de igualdad son instrumentos utilizados por la mayoría de los países de la región, e impulsados por los mecanismos para el adelanto de las mujeres, que permiten orientar el accionar del Estado y planificar y llevar adelante un proceso de trabajo conjunto entre los distintos sectores, potenciando la institucionalización y transversalización de género.

Mostrando 1 - 2 de 2
  • 2018
    Uruguay

    Estrategia Nacional para la Igualdad de Género 2030

    La Estrategia Nacional para la Igualdad de Género pretende convertirse en una hoja de ruta, integral e integradora, susceptible de orientar el accionar del Estado en materia de igualdad de género a mediano plazo. Se hace eco del lineamiento para el quinquenio en curso: la política de género como política de Estado. Propone delinear un horizonte de igualdad de género al 2030, e integra para ello un conjunto de aspiraciones, directrices político-institucionales y lineamientos estratégicos capaces de influir en las decisiones de política pública. Se acompaña de este modo a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ambos esfuerzos de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) en la definición de la Estrategia Nacional para el Desarrollo 2050. Asimismo, recupera como aportes sustantivos las diversas agendas de las mujeres y de feministas.

  • 2007
    Uruguay

    Primer Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos 2007-2011

    El Primer Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos es un instrumento integral para enfrentar las desigualdades y discriminaciones que afectan a las mujeres. Esta herramienta implica el desarrollo de políticas, mecanismos y actuaciones para combatir toda forma de discriminación y promover la igualdad real y efectiva. Además, es una hoja de ruta que permite aunar esfuerzos por la igualdad entre las instituciones públicas y la sociedad civil; es una propuesta de desarrollo para la implementación de políticas públicas integrales y transversales que contribuyan a la superación de un problema complejo y desafiante; es también un marco político y un instrumento para la acción para las instituciones públicas y la sociedad; y finalmente, es un compromiso de gobierno.