You are here

01/12/2020 | Documento
Violência

Metodología de costeo de políticas públicas para el abordaje integral en los ejes de prevención, atención y reparación de la violencia contra las mujeres y las niñas

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer fue adoptada en Belém do Pará, Brasil, en 1994, formalizando la definición de la violencia contra las mujeres como una violación de sus derechos humanos. La Convención de Belém do Pará establece, por primera vez, el desarrollo de mecanismos de protección y defensa de los derechos de las mujeres, en la lucha para eliminar la violencia contra su integridad física, sexual y psicológica, tanto en el ámbito público como en el privado.

En la actualidad, la violencia contra las mujeres y las niñas (VCMN) y la violencia de género son reconocidas como graves problemas de (in)seguridad ciudadana, que comprometen la gobernabilidad democrática de las sociedades.

La nueva Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 confirma que eliminar la violencia es un componente necesario y vital del desarrollo sostenible. El preámbulo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (UN, 2015) define que “no puede haber desarrollo sostenible sin paz, ni paz sin desarrollo sostenible”. A su vez, en dicha resolución se destaca que “lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas hará    una contribución crucial al progreso en todos los objetivos y metas... Todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas serán eliminadas...”. En directa relación con la prevención contra la violencia, el ODS 5 hace referencia a la violencia contra las mujeres y de género y las prácticas nocivas, y el ODS 16 a todas las formas de violencia, incluida la violencia contra la niñez.

Llegar a la violencia de género cero en 2030 y lograr el cumplimiento de lo establecido por los ODS 5 y 16 requiere de un entramado institucional efectivo en el Estado, nuevas formas de colaboración para implementar políticas públicas, un aumento de los recursos humanos y financieros, infraestructura y servicios destinados a atender y a poner fin a este problema social de amplia envergadura, que apunten a una transformación de los patrones socioculturales y a nuevos pactos sociales que valoricen a las mujeres y a las niñas como actoras centrales en dicha transformación.

Autor

  • Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
  • CAF - Banco de Desarrollo de América Latina